LÍDERES CREANDO A OTROS LÍDERES

Como líderes, necesitamos entender que el resultado del liderazgo es crear a más líderes, no a más seguidores. El objetivo y el fruto del trabajo de un verdadero líder se refleja siempre en cuantos otros líderes uno crea.

Porque un líder no genera muchos seguidores pero si, muchos otros líderes.

Es por esto que siempre nos tenemos que mentalizarnos que nuestra función como líderes visionarios del futuro de esta generación es de forjar este liderazgo en los demás, y entender de que todos tienen algo que no tenemos, y que las estrellas son los atributos particulares que brillan en cada quien.

Que dejes brillar lo que tienes dentro de ti, y busques y veas la estrella que cada quien trae consigo a tu vida y jamás dejes que te apaguen tu luz, y entiende que es solo en hacer iluminar más la luz de y en los demás que encontraras las ventanas del futuro y la abundancia de lo que Dios te ha traído aquí para alumbrar.

Es una irresponsabilidad permitir que se te apaguen esta luz. Y una cobardía pensar que la luz que traen los demás es más o menos que la tuya. Solo descubre la tuya y recuérdate, la luz trae más luz, y en la luz, no puede haber dudas de obscuridad, porque la luz y la obscuridad no pueden co-existirse.

Y cuando hay luz, se tiene que desvanecerse las sombras de la hipocresía y los hábitos lentos del egoísmo. Mi brillo no proviene de los aplausos del mundo ni mi obscuridad de los cangrejos de la luna llena. Solo provienen de entender mi naturaleza divina y ser lo mejor que puedo ser para la humanidad y seguir mejorando cada día dejándome iluminar y asumir mi responsabilidad por iluminar. Que reine la creación y la acción única y divina en cada ser humano.

Que te permitas siempre levantarte y Brillar. Porque no importa como estés, hoy, como te sientas. Estas aquí ahora, porque traes algo que ningún de los trillones de seres humanos anteriores a esta generación o en esta generación han tenido. Y solo lo encontraras cuando te pierdas en el servicio a los demás y te olvides de lo que tus enemigos a las espaldas hagan o digan.

Porque al final, tu luz, la traes contigo y sabes adonde estas y cuál es tu propósito. Entonces que Levántate, y fluye! No te preocupes ni te apegues a nada. Solo aprecia y se agradecido por tu luz, y déjate fluir y crear más luz en los demás, y vislumbrado veras.

De tu amigo, Hugo Da Fonseca

Haga clic a continuación para registrarse

ÚNETE A LA CONVERSACIÓN

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *